¿Cómo estar ocupado y ser atleta a la vez? Parte 1: Tener claridad

cover.jpg

Como lo dicen Steve Magness y Brad Stulberg en su libro Peak Performance, el éxito de un atleta no se encuentra en su rutina sino en su capacidad de mantenerla. Entrenar juiciosamente, nutrirse, dormir suficiente, descansar apropiadamente son algunas de los hábitos que un atleta debería encajar en una agenda ya agitada por compromisos laborales, familiares, personales y sociales. Tener la capacidad de crear una rutina que promueve su desempeño deportivo es ya un gran paso para su rendimiento. Sin embargo, muchas veces esta rutina se ve afectada por imprevistos que convierten nuestro viaje deportivo en una montaña rusa que rápidamente afecta nuestro plan de entrenamiento “perfecto”. Por ejemplo, en mi caso, el emprendimiento ha definitivamente afectado mi rendimiento y el tiempo que dedico a mis entrenamientos. Entonces surge la pregunta,  ¿cómo mantener la rutina que tanto hemos diseñado para aumentar nuestro rendimiento?  Muchos y muchas pensarían que la clave se encuentra en ser disciplinado, o mantenerse motivado. Aunque estos dos conceptos suenan muy bonitos, la realidad parece requerir otro punto que pocos toman en cuenta: tener claridad.

IMG_20181201_130118_451.jpgEl artículo de hoy tiene precisamente por objetivo construir una rutina que no solamente promueve nuestro desempeño sino también nuestra vitalidad. Descubriremos que tener claridad es la base para que puedan tomar decisiones frente a su entrenamiento. Por ejemplo entenderemos la importancia de definir su propósito de vida pero también conocer lo que realmente significa entrenar. Luego, con base en los puntos anteriores, construiremos hábitos deportivos (parte 2) que nos permitirán optimizar nuestro tiempo y en un tercer tiempo (parte 3) definiremos los hábitos que promuevan su recuperación y salud para asegurar su desempeño.

ENJOY!

¿Qué tanto estemos dispuestos a perder?

Antes te compartirles lo que encontré sobre el tema, me gustaría subrayar un punto que considero extremadamente importante. Las palabras de hoy tienen por objetivo encontrar como cumplir a la vez con sus responsabilidades de vida y sus metas deportivas. Este punto es crucial ya que la real virtud de un atleta no se encuentra en que tanto entrena sino en que tan bien balancea su vida entre sus entrenamientos y sus deberes como individuo. Realmente todo depende de sus objetivos como persona y que tanto estén dispuestos a dejar para asegurar su desempeño deportivo. Por ejemplo una idea muy radical podría ser dejar su trabajo y dedicar sus días enteros a entrenar. Pero en la mayoría de los casos, a menos que dispongan de un músculo financiero, esta decisión se revela ser poca sostenible.

Otro ejemplo muy interesante es el de un estudio publicado en Sport Medicine – Open (2016) que explica la diferencia entre ser “fit” y “saludable”. De manera general, el estudio comparte que muchos atletas persiguen sus metas deportivas a detrimento de su salud.

“Athletes: Fit but Unhealthy?”, Philip B. Maffetone and Paul B. Laursen (2016).

Aunque las palabras “fit” y “saludable” se usan frecuentemente en la comunidad atleta, los términos tienen significados muy distintos. Por un lado,  el término “fit” describe la capacidad de ejecutar un ejercicio determinado, mientas que ser saludable se refiere al estado de bienestar de la persona, donde los sistemas fisiológicos funcionan en armonía. Aunque normalmente vemos a los atletas como fits y saludables, parece ser que pocos llegan realmente a ser saludables.

shutterstock_553769431

¿Entonces eso nos lleva a preguntar que es su objetivo en la vida?

Esta misma reflexión se puede también aplicar a su vida personal. Es decir, ¿cuáles aspectos de su vida estén dispuestos a dejar para aumentar su rendimiento? ¿Su familia? ¿Su trabajo? ¿Su salud? ¿Su felicidad?Es por esta razón que el artículo de hoy tiene tanta importancia. En realidad, estamos buscando como aumentar nuestro rendimiento deportivo sin impactar negativamente los otros aspectos de nuestra vida.

Definir su objetivo y propósito.

Aunque la idea puede parecer muy teórica, una de las primeras recomendaciones consiste en definir lo que realmente desean lograr en su vida. Unos lo llaman su misión, otros su propósito de vida pero de manera general el proceso consiste en definir lo que realmente les importa para enfocarse en ello y ser consistente con sus acciones.

WhatsApp Image 2018-07-31 at 16.27.35

Por ejemplo, aunque amo montar bicicleta, mi propósito es lejos de ser ciclista profesional. Al contrario, mi misión consiste en inspirar los demás a ser eficientes a través de hábitos que promueven su salud.  ¿Que implicaciones tiene? Madrugar a las 4.30 am para investigar y crear contenido que cumple con este propósito. También significa que si tuviera que escoger entre montar bicicleta y escribir un articulo de blog, pues escribiría un articulo… Es por esta razón que tener un propósito es importante. Definirlo les permitirá no solamente fijar metas sino también ser consistente con sus acciones y conocer sus prioridades.

La disciplinaEspero que ahora entienden porque tener claridad es más importante que ser disciplinado. Como lo dice Gary Vaynerchuk, la disciplina es respaldar sus ambiciones con sus acciones. En caso contrario, estaríamos comprometiendo la sostenibilidad y consistencia de nuestras acciones. Un punto que me gustaría también subrayar es que la motivación no es suficiente para mantener sus acciones. Contrariamente a su propósito que es una decisión racional, depender de la motivación para lograr sus objetivos se revela ser poco sostenible ya que su origen es puramente emocional.

¿Entonces que implica eso para su rendimiento?

Aunque no he podido encontrar mucha literatura sobre los atletas, algunos estudios proponen que definir metas y tener objetivos puede impactar considerablemente sus hábitos. Por ejemplo, un estudio publicado en el British Journal of General Practice (2012), recomienda a los profesionales de la salud acompañar sus pacientes para ayudarles a definir sus objetivos personales con el fin de crear hábitos saludables. El estudio comparte, que un paciente debería elegir su objetivo el mismo ya que el progreso hacia este objetivo genera un sentido de autonomía del paciente y permite mantener su interés.  Por lo tanto, la metodología propuesta por el estudio inicia con ayudar el paciente a definir una meta que el desea alcanzar para su salud.

Otro estudio publicado en 2013 recomienda utilizar la estrategia SMART (Especifico, medible, alcanzable, realista y basado en el tiempo) para establecer objetivos personales y prevenir el sobre peso en estudiantes universitarios.  Es decir que fijar objetivos claros y realistas podría impactar la sostenibilidad de sus acciones y poder cumplir con su propósito.

Re-definir su entrenamiento.

Llegó el momento de romper con las reglas establecidas y repensar nuestra manera de entrenar. El objetivo de esta segunda parte consiste en entender un poco más el significado del entrenamiento y aprovechar de este conocimiento para construir una rutina que promueve su rendimiento y que se acomoda a sus responsabilidades.

Si buscan el termino “entrenamiento” en Google es muy probable que encuentren la siguiente definición:

Preparación para perfeccionar el desarrollo de una actividad, especialmente para la práctica de un deporte.

En otras palabras el entrenamiento es la constante búsqueda de mejorar y perfeccionar su rendimiento. Y su rendimiento no depende únicamente de que tanto entrenan. A la inversa, como se lo compartí en el pasado, la rapidez en la cual aumentaran su rendimiento depende de que tan frecuentemente estresan su cuerpo y que tan bien recuperan de sus esfuerzos. Es decir que un entrenamiento no solamente consiste en hacer deporte sino también saber como recuperar.

Entender el estrés.
download

Hans Selye

De misma manera que el punto anterior, considero importante que entendemos que significa el estrés.

De manera general la palabra “estrés” es utilizada en física para referirse a la interacción entre una fuerza y la resistencia para contrarresta esta fuerza.  Pero en 1936 Hans Selye fue el primero a incorporar este termino en el léxico médico. El científico, describe el estrés como “ la respuesta no específica del organismo a cualquier demanda”. Es decir la reacción de nuestro cuerpo para adaptarse a cualquier demanda fisiológica. Selye observa esta respuesta fisiológica través de lo que el llama el síndrome de adaptación general (GAS) que se divide en 3 etapas.

  1. La primera, es la fase de alarma donde el cuerpo manda señales fisiológicos y psicológicos que nos predisponen a enfrentarse a la situación estresante. Esta fase se traduce por la liberación de hormonas como el cortisol y la adrenalina que aumentan nuestra energía para prepararse a responder al estrés.
  2. La segunda fase se llama la fase de resistencia y consiste en contrarrestar el estrés. Según Selye durante esta fase ocurren un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos y emocionales que tienen por objetivo adaptarse a la situación y contrarrestarla. Si su cuerpo lo logra, en este caso la producción de hormonas de estrés se restablecerá. Pero en caso contrario, el cuerpo se quedará en alerta y seguirá liberando las hormonas.
  3. Finalmente, la tercera fase se llama la fase de agotamiento y ocurre cuando su cuerpo no ha sido capaz de contrarrestar el estrés en la etapa anterior. Durante esta etapa nuestro cuerpo ya no tiene la capacidad de resistir el estrés y empezamos a experimentar cansancio, depresión, ansiedad y hasta sentirse incapaz de seguir. Si no se encuentra una manera de reducir el estrés la situación puede provocar enfermedades y hasta la muerte. En otras palabras, el estrés puede revelarse como peligroso si no tenemos la capacidad de contrarrestarlo.
Stress system response.jpg

Sistema de respuesta al estrés

Lo importante aquí es entender que el estrés es un proceso completamente natural que de vez en cuando depende de factores externos a nuestro cuerpo que no podemos controlar.  Por ejemplo la contaminación del aire. Así que lo que realmente importa es nuestra capacidad de recuperar y resistir a este estrés.

Afortunadamente o desafortunadamente en la mayoría de los casos, esta resistencia es directamente proporcional a nuestro estilo de vida y hábitos. De hecho, nuestro cuerpo dispone de un sistema inmune y procesos fisiológicos complejos que son ya programados para combatirlo. Y eso sugiere que debemos cuidar estos procesos y nuestras defensas, estableciendo una rutina saludable que a la vez evita el estrés pero también permite contrarrestarlo.

shutterstock_1006967734

Volviendo al tema del entrenamiento, podemos definitivamente considerar el ejercicio como un estrés al cual nuestro cuerpo necesita adaptarse. Si lo pensamos bien, retar nuestro cuerpo y músculos cotidianamente es lejos de ser normal para nuestro metabolismo. Pero al mismo tiempo, la tarea se revela ser necesaria si deseamos realmente mejorar nuestro rendimiento. Tomemos el ejemplo de un fisiculturista. Para obtener su masa muscular, la persona necesita ejecutar numerosas series de ejercicios que tienen por objetivo agotar sus músculos y por lo tanto estresarlos. Por otra parte, el deportista necesita dar suficiente descanso a su cuerpo para asegurar su crecimiento.  Es durante esta fase que su fibra muscular se fortalecerá y se adaptara al estrés producido por los entrenamientos anteriores para poder aguantarlos en el futuro.
De hecho, es por esta razón que no se aconseja trabajar el mismo grupo de músculos todos los días.  En otras palabras, un fisiculturista es el ejemplo perfecto de una persona que necesita balancear su actividad física y asegurar la fase de resistencia propuesta por Selye.

Y este mismo ejemplo se aplica para el mundo del ciclismo como lo del atletismo. Así que para poder asegurar nuestro rendimiento debemos ser expertos en estresar nuestro cuerpo y recuperar de este estrés. 

Conclusión.

Es con estas palabras que la primera parte de  ¿Cómo estar ocupado y ser atleta a la vez? termina. Confio que la información que les ha sido presentada les ayudara a tomar buenas decisiones al momento de entrenar y de recuperar. Ahora que tenemos claridad sobre nuestros objetivos de vida, sobre el entrenamiento y el estrés, tenemos la capacidad de crear un plan de entrenamiento sostenible que promueve nuestro rendimiento deportivo como personal. Por lo tanto, en el siguiente articulo les compartiré mis recomendaciones sobre el tipo de entrenamiento que parece cumplir con esta meta.

COMING SOON
¿Cómo estar ocupado y ser atleta a la vez? Parte 2: Actividad Física.

 

 

 

 

 

Categories: Actividad física

1 reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s