¿Cómo convertir el estrés en una oportunidad? Fundamentos del Rendimiento Parte 1

cover 1.jpg

¡Hello people! Hoy es miércoles 27 de marzo y quería tomar el tiempo de reflexionar sobre un tema que mi novia Lisa me recomendó analizar hace varias semanas. Si no lo sabían, el gran reto del año 2019 es cumplir con el reto del Everesting que consiste en acumular la altimetría del monte Everest en una sola salida en bicicleta. Es decir, subir 8,848 metros en un solo día que equivalen a repetir la subida de las palmas (Medellín) 12 veces. Entonces, mientras montábamos bicicleta, Liz mí novia me comentó que un mensaje le había llegado al corazón y que me lo tenía que compartir. Estas fueron sus palabras: “Pregúntate por que lo haces, y que este motivo sea lo que te mantendrá de pie en momentos difíciles”. Entonces llevado por la tarea, empecé a pensar progresivamente en la razón por la cual lo quiero hacer y encontrarle un sentido que significa más que acumular altimetría. Así que las palabras que están a punto de leer les comparte la razón por la cual en algunos meses estaré conquistando la famosa subida de Medellín y porque me verán sufrir durante mas de 20 horas.

Screenshot_3

Un medio, pero no un fin.

Antes que todo, les quiero compartir que este reto es para mí la oportunidad de compartirles un mensaje que he venido no solamente analizando sino aplicando en mi vida hace ya varios años. Me gustaría enfatizar que no soy nutricionista ni coach deportivo, sino una persona como unicorriente que tiene sus problemas, rutina, antojos, responsabilidades y sueños.
Medirme a un reto tan grande y cumplirlo es comprobarles que cualquier persona puede lograr sus objetivos así sean difíciles y dolorosos. De hecho, confió que este mensaje les inspirará a tomar acción y por fin disfrutar de sus capacidades al 100%.  ¿Cómo? Descubriendo que significa el rendimiento, entender sus fundamentos y aplicarlos en su vida.

¿Qué es el rendimiento?

Cuando necesitan definir una palabra de manera muy simplificada, su mejor recurso será siempre: Dr. Google.

¿Entonces que dice Dr. Google sobre el rendimiento?

El rendimiento: Fruto o utilidad de una cosa en relación con lo que cuesta, con lo que gasta, con lo que en ello se ha invertido.

Lo que me encanta con esta definición es que el rendimiento aplica para cualquier aspecto de su vida. Es sencillamente la capacidad de hacer que sus esfuerzos den lo más resultados posibles y les permitan alcanzar sus objetivos. Por otra parte, un concepto importante que no pueden olvidar es la relación que existe entre el resultado y el esfuerzo requerido para lograrlo. Esta relación deja un primer punto muy claro: Sin esfuerzos / costos / gastos no hay resultados.

IMG_20190223_081338_916Y este punto derrama sobre otro concepto muy importante que no podemos olvidar. Nuestra sociedad nos ha enseñado que las personas que MÁS trabajan son las más exitosas. Aunque esta palabra tiene sentido, considero que necesitamos llevarla más allá y entender que existe una gran diferencia entre trabajar y rendir. Me refiero al hecho que su rendimiento debería ser medido por sus resultados y no la cantidad de tiempo trabajado.  En otras palabras: estamos buscando como lograr más en menos esfuerzos y mantener esta eficiencia para escalar sus sueños.

Recuerdan que más vale trabajar inteligentemente que duro. O hasta mejor: trabajar duro de manera inteligente.

¿Cómo aplicarlo en su vida?

En realidad, existen numerosas oportunidades dentro de su rutina para siempre rendir más. Pero para implementarlas les invito a considerar algunos fundamentos que pude identificar con mis propias experiencias y que hoy considero como los fundamentos del rendimiento.

Definir su propósito.

14.jpgAunque todos los puntos que estarán descubriendo son importantes, considero este primer concepto como la base de su rendimiento. Es decir que, en lugar de ser un pilar del rendimiento, definir su propósito es la fundación sobre la cual podrán ejecutar los puntos siguientes.

¿Entonces en qué consiste?

Una de las principales razones por las cuales no alcanzamos nuestros objetivos proviene de nuestra falta de claridad sobre porque lo hacemos. Una vez más, muchos de los objetivos que nos propongamos no vienen de una intención sincera sino de lo que los “estándares de éxito” que nuestra sociedad ha establecido. Tomemos el ejemplo de la plata. Hoy en día, ser exitoso puede ser relacionado con tener una Rolex, manejar un carro de lujo, tener su propia casa sin olvidar publicar su riqueza en redes sociales. Pero como lo dice @tuestilomindful , redes sociales vemos pero almas no sabemos. ¿A que me refiero? Aunque estos estándares pueden jugar un rol importante en nuestras vidas y dictan nuestro estilo de vida, el éxito es un concepto estrictamente personal que uno solo debería definir. El inconveniente es que pocas personas toman el tiempo de preguntarse la razón por la cual trabajan, hacen ejercicio, tienen una pareja, se casan o hasta porque tienen hijos.

Esta situación no solamente compromete la sostenibilidad de sus acciones sino también su felicidad al largo plazo.

Déjenme explicárselo:

Por ejemplo, si me encuentro escribiendo este articulo un sábado a las 2 de la tarde mientras que mis amigos toman una cerveza es porque mi propósito consiste en ayudarles e inspirarles a rendir más. Y es también la razón por la cual me he puesto la meta de cumplir con el reto del everesting, escribo artículos de blog, creo contenido en redes sociales, me esfuerzo a aparecer al frente de la cámara, me mantengo escuchando podcast y audiolibros, madrugo a montar bicicleta, voy al gimnasio, cuido mi sueño, como conscientemente y la lista sigue. Aunque el viaje puede ser tedioso y frecuentemente incomodo, confieso amar el proceso y dar el mejor de mí para cumplir con mi objetivo. Lo mejor es que este propósito no tiene fecha de vencimiento, y las metas que lo constituye hacen que disfruto de mi vida al 100%. Entonces, imagínense si yo tuviera que hacer todo eso sin amar el proceso, mi vida hubiera sido una pesadilla…

Así que tener un propósito y definir la razón por la cual quieren lograr su objetivo les permitirá sostener sus esfuerzos en momentos difíciles y nunca desistir.

Nutrirse.

19.jpg

Apenas hayan definido su propósito de vida y establecido sus metas, llego la hora de darse la capacidad de lograrlo. ¿Cómo? Proporcionando a su cuerpo los nutrientes que necesita para tomar acción, aprender y mantener los esfuerzos. Considero la nutrición como un pilar del rendimiento ya que nuestra eficiencia depende de que tan bien nos sentimos en nuestra piel. Me refiero a tener energía, claridad mental, ser positivo y hasta poder concentrarse.

IMG_20181012_052015_876.jpg

En realidad, todos esos procesos son directamente asociados a nuestra salud la cual también depende de que tan bien nos nutrimos. El inconveniente aquí es que la mayoría de las personas no hacen la diferencia entre nutrirse y alimentarse. Como se los compartí en mi artículo Nutrición vs Alimentación, el acto de alimentarse es simplemente dar un alimento a un ser vivo, independientemente de su valor nutricional.  Mientras que la nutrición consiste en consumir alimentos nutritivos. 

Una gran diferencia que deberíamos tomar en cuenta al momento de mercar en el supermercado ya que la mayoría de los alimentos que consumimos son alimentos calóricos pero vacíos en nutrientes.

Beneficios de nutrir su cuerpo.

En realidad, existe numerosos beneficios que probablemente no cabrían en un solo artículo. Pero si tuviéramos que resumirlo en una sola palabra seria esta: Salud.

Salud: estado en que un ser u organismo vivo no tienen ninguna lesión ni padece ninguna enfermedad y ejerce con normalidad todas sus funciones. (De nuevo gracias a Google).

“EJERCER CON NORMALIDAD TODAS SUS FUNCIONES”. Considero esta parte de la definición tan importante ya que nuestro rendimiento depende que tan bien nuestro cuerpo funciona. Así que su objetivo número uno debería ser asegurar su salud y funcionar normalmente.

¿Cómo nutrir su cuerpo?

La respuesta es muy simple: comprando y comiendo alimentos naturales.

Hablo de comprar porque los hábitos saludables no solo empiezan en la cocina sino en el supermercado. Es por esta razón que hacer la diferencia entre un alimento nutritivo y un alimento “vacío” es un paso esencial si desean nutrirse. Y para lograrlo necesitamos familiarizarnos con 3 términos muy importante:

Macronutriente: un tipo de alimento requerido en grandes cantidades en la dieta. Los principales macronutrientes son los carbohidratos, las proteínas y las grasas que constituyen la mayor parte de nuestros alimentos y representan el valor calórico y energético de nuestros alimentos.

Micronutriente: un elemento o sustancia química requerida en cantidades mínimas para diversas funciones del cuerpo, su crecimiento y prevención de enfermedades. Ejemplos: Los fitoquímicos y antioxidantes, vitaminas y minerales como el hierro, cobalto, cromo, cobre, yodo, manganeso, selenio, zinc y molibdeno (la lista sigue).

Caloría: La caloría es una unidad de medida creada por el Doctor Nicolas Clement para representar la cantidad de energía necesaria para subir la temperatura de 1 gr de agua a 1 grado Celsius. En términos de nutrición esta unidad de medida se utiliza para medir la cantidad de energía que se encuentra en un alimento y cuanto de este necesitamos consumir diariamente para tener suficientemente energía.

En otras palabras, la caloría es una unidad de medida que define la composición energética de un alimento. El contenido calórico de un producto se calcula gracias a la cantidad de macronutrientes que lo componen (carbohidratos, grasa, proteínas y alcohol).

shutterstock_515262487.jpgÓsea que las calorías NO nutren. Al contrario, por razones económicas, la industria alimenticia se especializó en desarrollar alimentos calóricos que satisfacen nuestro paladar pero que se encuentran ser vacíos en nutrientes.

Tomemos este ejemplo: 100 calorías de Coca-Cola tienen el mismo valor energético que 100 calorías de espinaca. Pero nutricionalmente la espinaca tiene una abundancia de macro y micro nutrientes (vitaminas, enzimas, minerales, amino-ácidos) que contribuyeran a su organismo contrariamente a la Coca – Cola.

Así que el mensaje de este segundo punto es aprender a identificar los alimentos nutritivos, comprarlos y consumirlos.

Estresarse.

36.jpg

Si han definido su propósito y están nutriéndose podemos considerar que disponen de las capacidades de escalar sus esfuerzos y empezar a estresar su cuerpo.

Pero antes de hacerlo necesitamos primero cambiar nuestra percepción del estrés y considerarlo con un proceso completamente normal y necesario si necesitamos crecer.

¿Entonces a que me refiero con estresar su cuerpo?

timthumb.jpg

De manera general la palabra “estrés” es utilizada en física para referirse a la interacción entre una fuerza y la resistencia para contrarresta esta fuerza.  Pero en 1936 Hans Selye fue el primero a incorporar este término en el léxico médico. El científico, describe el estrés como “la respuesta no específica del organismo a cualquier demanda”. Es decir, la reacción de nuestro cuerpo para adaptarse a cualquier demanda fisiológica o externo. Si traducimos esta definición en nuestra rutina podríamos considerarlo como el acto de salir de su zona de confort. Es decir, retar su cuerpo progresivamente para poder adaptarse y siempre aumentar nuestro rendimiento.

shutterstock_426449767

Para ilustrarlo podemos tomar el ejemplo del gimnasio y nuestra capacidad de aumentar progresivamente la carga. Si llevan años, meses o hasta semanas entrenando en el gimnasio es muy probable que hayan aumentado considerablemente el peso de sus pesas o maquinas. Eso es debido al hecho que su cuerpo tuvo que adaptarse a su actividad física y crecer para aguantar futuras cargas.
Y pasa exactamente lo mismo cuando nos educamos o en el trabajo. No solamente podemos retar nuestros músculos sino también nuestro cerebro, y lo que hoy parece ser difícil se vuelve común el día siguiente.

Así que el estrés es conectado al esfuerzo que requiere el rendimiento para obtener resultados.  Obviamente podemos esforzarse de manera moderada, pero si deseamos aumentar nuestro rendimiento debemos entender que este proceso depende de que tan frecuentemente y que tan bien estresamos nuestro cuerpo.

Pero cuidado.

Stress.jpg

El estrés mal manejado puede representar un peligro para su salud. Es por esta razón que el punto anterior enfatiza el hecho de estresar su cuerpo progresivamente y aún más: inteligentemente. Y es exactamente lo que estaremos aprendiendo en el punto siguiente.

Pero antes quisiera volver a la teoría de Hans Selye para que podamos tener una idea general de como nuestro cuerpo se adapta al estrés y conocer sus limitaciones. El endocrinólogo observa el estrés a través de lo que llama: el síndrome de adaptación general (GAS) que se divide en 3 etapas.

  1. La primera, es la fase de alarma donde el cuerpo manda señales fisiológicos y psicológicos que nos predisponen a enfrentarse a la situación estresante. Esta fase se traduce por la liberación de hormonas como el cortisol y la adrenalina que aumentan nuestra energía para prepararse a responder al estrés.
  2. La segunda fase se llama la fase de resistencia y consiste en contrarrestar el estrés. Según Selye durante esta fase ocurren un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos y emocionales que tienen por objetivo adaptarse a la situación y contrarrestarla. Este proceso puede definitivamente ser acelerado y fortalecido gracias a una buena alimentación y es por esta razón que nutrirse debe venir antes del estrés. Si su cuerpo lo logra, en este caso la producción de hormonas de estrés se restablecerá. Pero en caso contrario, el cuerpo se quedará en alerta y seguirá liberando las hormonas.
  3. Finalmente, la tercera fase se llama la fase de agotamiento y ocurre cuando su cuerpo no ha sido capaz de contrarrestar el estrés en la etapa anterior. Y es exactamente la frontera que no podemos pasar si deseamos asegurar nuestro rendimiento y salud.  Durante esta etapa nuestro cuerpo ya no tiene la capacidad de resistir el estrés y empezamos a experimentar cansancio, depresión, ansiedad y hasta sentirse incapaz de seguir. Esta situación puede ser debido a una sobrecarga de estrés físico o hasta emocional y muchas veces es el resultado de un conjunto de hábitos modernos que nunca hemos considerado.  Por ejemplo, si mezclamos un entrenamiento deportivo excesivo con una mala alimentación y una falta de sueño, los resultados pueden ser catastróficos y pueden perjudicar nuestra salud muy rápidamente.

Así que si no se encuentra una manera de reducir el estrés la situación puede provocar enfermedades y hasta la muerte. En otras palabras, el estrés puede revelarse como peligroso si no tenemos la capacidad de contrarrestarlo.

Parte 2 : ¿Cómo asegurar su recuperación y crecimiento?

Categories: Lifestyle

1 reply

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s