¿Cómo recuperar rápidamente de una cirugía?

cover.jpgHello people! Como se los comente la semana pasada en Instagram, he estado investigando sobre las mejores de maneras de recuperar de una cirugía. Hace algunos días, me diagnosticaron con una hernia epigástrica que es nada más que una ruptura de la pared abdominal a través de la cual sobresale cualquier cosa que se encontraba atrás. Hernia.jpgEntonces, exactamente una semana después, me encuentro en el quirófano con anestesia general para volver a cerrar el tejido afectado y volver a entrar lo que se me había salido. Una cirugía relativamente breve ya que me demore 2 horas en la clínica. Sin embargo, a pesar de la brevedad de la intervención he estado recomendado de quedarme quieto durante 20 días con el fin de asegurar mi recuperación.

Entonces, llevado la preocupación de quedarme sin ejercicio durante 20 días, investí estos últimos días en investigar como acelerar mi recuperación y asegurarme que puedo volver rápidamente a entrenar. La información que están a punto de leer es exactamente el resultado de mi investigación.  Descubrirán lo que hice antes de la cirugía y como cuento asegurar una recuperación rápida y eficiente.

Una cirugía es un estrés.

downloadAntes de empezar quería tomar el tiempo de volver a un tema que les compartí ya varias veces en el pasado.  Me refiero a la teoría de Hans Selye llamada el síndrome de adaptación general que se resume en la reacción y capacidad de nuestro cuerpo para adaptarse a cualquier estrés que estamos experimentando. En este caso, el estrés seria la cirugía y más precisamente dos lesiones de mi tejido muscular y la epidermis (pies) que se necesitan sanar. Para eso, necesito asegurar que mi cuerpo tenga la capacidad de cumplir con la fase de 2 de Hans Selye proporcionándolo suficientes nutrientes y complementando mi rutina pre y post operatoria con buenos hábito.

Fase 2 de Selye: Resistencia.

La segunda fase se llama la fase de resistencia y consiste en contrarrestar el estrés. Según Selye durante esta fase ocurren un conjunto de procesos fisiológicos, cognitivos y emocionales que tienen por objetivo adaptarse a la situación y contrarrestarla. Si su cuerpo lo logra, en este caso la producción de hormonas de estrés se restablecerá. Pero en caso contrario, el cuerpo se quedará en alerta y seguirá liberando las hormonas.

Como se los compartí en el punto anterior, asegurar que dispongamos de suficientes nutrientes debe ser una prioridad antes de estar operado. En realidad, la sanación de su herida depende también de que tanto preparamos nuestro cuerpo para contrarrestar el estrés causado por la cirugía. Y esa preparación empieza con un habito muy simple pero extremadamente importante.

Hidratarse correctamente.
shutterstock_462372553

Sistema linfático 

Esta primera recomendación parece ser muy básica, pero juega un rol muy importante al momento de recuperar. Como se los compartí en el artículo anterior, su cuerpo dispone de su propio sistema de limpieza que juega un rol extremadamente importante para nuestro sistema inmune ya que que nos ayuda a eliminar de nuestro cuerpo toxinas, residuos y otros materiales no deseados. Ese sistema se llama el sistema linfático y su función principal es transportar la linfa (un líquido que contiene glóbulos blancos que combaten las infecciones) en nuestro cuerpo.

 

¿Qué tiene que ver con la hidratación?

Pues pasa que su sistema linfático es 96% agua. El inconveniente aquí es que la deshidratación impide la eliminación de desechos del cuerpo y disminuye nuestra capacidad de transportar los nutrientes hacia la zona herida. Así que el agua puede ser considero como nuestro vehículo para transportar las sustancias que necesitamos para recuperar. Por ejemplo, Makaryus et al. (2018) comparten en su publicación que hidratarse antes y después la operación es tan crítica como la misma operación dado los múltiples beneficios para los pacientes.

¿Pero cómo así si tenemos que ir en ayunas?

Es correcto, la mayoría de los anestesiólogos les pedirán llegar a la cirugía la barriga vacía. En mi caso, el consumo de comida y líquidos no podía ocurrir durante las 8 horas que precedían la anestesia. Así que la recomendación seria hidratarse correctamente la noche anterior si su cirugía toma lugar por la mañana o no pasar el límite de 8 horas antes de la intervención.

Obviamente, mantener este hábito después de su cirugía es también extremadamente importante ya que su cuerpo estará en modo “recuperación” y necesitara ser lo más eficiente posible para llevar los nutrientes hacia su herida.  Una vez más, Makaryus et al. (2018) subrayan que, en el período postoperatorio, una transición temprana a la hidratación oral ayuda a mejorar las condiciones de curación y recuperación de la cirugía.

Agregar sal rosada del himalaya a su agua.

Pero para llevarlo siempre más allá, decidí agregar a mi último vaso de agua una cucharadita de sal del himalaya con el fin de optimizar aún más mi hidratación. ¿Por qué utilizar sal rosada? Porque esta sal dispone de grandes cantidades de minerales que benefician a nuestra hidratación con nuestro sistema inmune.

IMG_20190405_093203.jpgMe explico: primero es importante entender que contrariamente a la sal del mar, la sal rosada del himalaya es conocida por tener menos sodio y permite asegurar una retención de fluidos que no sea excesiva. Lo otro es que la presencia de minerales proporciona a su cuerpo una gran cantidad de electrolitos que permiten mantener un balance de fluidos óptimo y asegurar su hidratación. Además, según Dr. Axe, estos minerales ayudan a también a balancear la acidez de su cuerpo y favorecer el fortalecimiento de su sistema inmune conjuntamente con su digestión. Así que agregar sal del himalaya durante mi recuperación será el primer habito que incluiré en mi rutina.

Hongos medicinales.

El segundo alimento poco convencional que deseo compartir con ustedes son los hongos medicinales debido a sus concentraciones de micronutrientes y antioxidantes que contribuyen a nuestro sistema inmune.  Primero, se consideran como extremadamente útiles para las dietas vegetarianas y veganas porque proporcionan no solamente todos los aminoácidos esenciales (leucina, valina, glutamina, glutámico, ácido aspártico y más) sino también una gran cantidad de minerales (potasio, fósforo, magnesio, calcio, cobre, hierro y zinc) y vitaminas (riboflavina (vitamina B2), niacina, folatos y trazas de vitamina C, B1, B12, D y E).  Pero lo increíble de estos alimentos es que contienen componentes bioactivos como los β-glucanos (unos polisacáridos) que son reconocidos como potentes estimuladores inmunológicos, y que han demostrado su capacidad para tratar varias enfermedades. Según Valverde et al. (2015), los hongos medicinales estimulan nuestro sistema inmunitario y lo protegen de microbios patógenos y de los efectos nocivos de las toxinas ambientales. También protegen contra las enfermedades infecciosas, el cáncer y ayudan a los pacientes a recuperarse de la quimioterapia y la radioterapia.

¿Por qué les hablo de eso?

Por lamd-Linea-Salud-Sistema-Inmunologico-Defense-x--60-vegetarian-caps-377 simple razón, que consumirlos varios días antes y después de su cirugía les ayudara a fortalecer su sistema inmune y darles la capacidad de contrarrestar el estrés y la inflamación causados por la cirugía.

Así que en lugar de buscar todos los hongos posibles (casi imposible), cocinarlos y consumirlos, opté por suplementar con un extracto de varios hongos que conseguí en @vitaintegral y que tomo una vez por día. La marca se llama Defense y viene en capsulas. La buena noticia es que vengo consumiéndolas hace ya varias semanas así que nada cambio en mi rutina por este lado.

Consumir grandes cantidades de Vitamina C.

Más allá de ser un poderoso antioxidante que nos ayuda a contrarrestar la producción de radicales libres generados por la inflamación en la zona herida, consumir la vitamina C (ácido ascórbico) parece ser de gran ayuda al momento de sanar su herida. Esta famosa vitamina es conocida por regular la síntesis del colágeno. Según Kim et al. (1994), cuando una herida ocurre, se anota que las cantidades de Vitamina C reducen rápidamente debida a la necesidad de sintetizar el colágeno para reconstruir el tejido de la epidermis (su piel). Es decir que si no disponemos de suficiente vitamina C podemos retardar nuestra recuperación. Un excelente artículo de The Oregon State University lo explica muy bien y comparte que varios estudios muestran que la deficiencia de vitamina C da resulta en una mala cicatrización, y la suplementación con vitamina C en individuos deficientes muestra beneficios significativos. Así que incluirlo en su dieta pre y post operatoria debe ser una prioridad.

¿Qué alimentos contienen vitamina C? ¡Pues muchísimos!

shutterstock_331960583

El ácido ascórbico se encuentra principalmente en los frutos rojos (fresas, arándanos, moras, agraz, frambuesas, granada etc..), frutos cítricos (limón, guayaba, naranjas, pomelos etc..) y otras frutas como la piña, el kiwi, el mango y la papaya. Los vegetales también contienen grandes cantidades de vitamina C, entre otros: el tomate, el repollo morado, el pimentón rojo y amarillo, la espinaca, el kale, la acelga, la arrúgala, la remolacha, la zanahoria, la col y el brocoli.

IMG_20190404_074044.jpg

Leche de almendras, acaí en polvo, bayas de maqui en polvo, colágeno hidrolizado, aceite de oliva, aceite de coco, meal replacement de vainilla.

Como siempre, opte por ir un poco más allá y complementar mis comidas nutritivas con los siguientes alimentos: Acaí en polvo que agrego a mis batidos de la marca @superfuds ; Bayas de maqui en polvo que agrego también a mis batidos de la marca @arandazul ; una mezcla de frutos rojos deshidratados que conseguí en @vitaintegral y que dejo remojar en agua caliente para luego consumirlos. Finalmente, aproveche también para agregar a mi agua salada el zumo de un limón para disponer de aún más vitaminas.

 

Consumir colágeno y aminos ácidos.

Como se los compartí en el punto anterior, aumentar la síntesis de colágeno es un factor muy importante al momento de recuperar. ¿Pero a que sirve el colágeno en realidad?

Como lo comparte Dr. Axe, el colágeno es la proteína más abundante en nuestro cuerpo y se encuentra en nuestros músculos, huesos, piel, vasos sanguíneos, sistema digestivo y tendones. Esta proteína es extremadamente importante ya que es ella que fortalece nuestra piel, las articulaciones, nuestros tendones y reemplaza las células muertas. Es de cierta manera la proteína que nos permite mantener nuestra movilidad y mantener el cuerpo unido. Así que disponer de grandes cantidades de colágeno nos permite fortalecer y reconstruir y tejido herido. Pero lo que necesitamos entender hoy es que el colágeno se compone de aminos ácidos non-esenciales, que nuestro cuerpo produce por si mismo. Para ser un poco más preciso, el colágeno se compone principalmente de:

  • Prolina: conocida por ayudar a proteger la eficiencia de sus vasos sanguíneos, fortalecer sus articulaciones y su sistema cardiovascular.
  • Glicina: que asegura que sus células funcionan correctamente, construye su ADN, promueve el crecimiento muscular, mejora la digestión, reparar sus articulaciones y tendones.
  • Glutamina: que estimula la producción de hormonas de crecimiento, previene la ansiedad, el insomnio y problemas digestivos.
  • Arginina (L-Arginina): que mejora la circulación, fortalece nuestro sistema inmune.

Pero en momento de estrés como por ejemplo una cirugía, o un esfuerzo físico exigente, su cuerpo puede no tener la capacidad de producir suficientes aminos ácidos para recuperar de la situación.

davEs por esa razón, que se recomienda consumir alimentos que proporcionan grandes cantidades de aminos ácidos y por lo tanto favorecen la creación de colágeno.  Un excelente ejemplo seria la arginina, un aminoácido no esencial, que se agota rápidamente durante los períodos de estrés severo y se utiliza en la síntesis de colágeno. Según Chow et al. (2014), numerosos estudios muestran que complementar con arginina, administrada por vía oral o parenteral, acelera la cicatrización de heridas principalmente por aumentar la deposición de colágeno en las heridas.  Además, los autores subrayan también que la arginina aumenta de la actividad celular y la cantidad de glóbulos blancos en la zona afectada.

¿Entonces, como asegurar que dispongamos de suficientes aminos ácidos?

Muchas personas pensarían que comer un pedazo de solomito facilitaría el proceso. Aunque la idea no es falsa, existe un inconveniente:

Algunos aminos ácidos como la prolina y la glicina no son abundantes en la carne animal, o más bien en los músculos.

Mientras que consumir caldos de huesos y órganos proporcionan su cuerpo con grandes cantidades de estos aminos ácidos. Así que el primer consejo seria incluir en su alimentación órganos como un hígado y riñones o también prepararse un buen caldo de huesos. La segunda recomendación seria complementar su alimentación con pastillas de aminos ácidos. En mi caso opte por seguir tomando los aminos ácidos de Healthy Sports que tengo por costumbre ingerir antes y durante mis esfuerzos físicos.

Finalmente, he también incluido en mis batidos una buena porción de colágeno hidrolizado que es nada más que un colágeno (normalmente proveniente de huesos, piel y músculos de animales bovinos) descompuesto en pequeñas partículas para favorecer su absorción. El polvo no tiene ningún sabor ni olor y es muy fácil a agregar a sus comidas.

bcaa-healthy-sports-x-90-aminoacidos-original-invima-D_NQ_NP_747942-MCO25913271584_082017-F

 

Aumentar su consumo de vitamina A.

La vitamina A es un grupo de compuestos orgánicos nutricionales que incluye retinol, retina, ácido retinoico y varios carotenoides. Cada una de estas sustancias son o vitaminas A preformadas o precursores que pueden ser convertidos en nuestro cuerpo en vitamina A. De manera general, estas preciosos se encuentran en dos principales fuentes de comidas:

  1. Vitamina A preformadas: en productos animales como la carne, el pescado y los productos lácteos. Por ejemplo, el retinol, que se encuentra en el hígado de los animales (vaca, cordero, ganso), pescados (rey Caballa, salmón, atún rojo, bacalao, trucha, caviar) y productos lácteos (queso de cabra, mantequilla, leche entera, queso cheddar, camembert, queso azul, queso feta).

  2. Precursores de a vitamina A: en alimentos de origen vegetal como las frutas y las verduras. Por ejemplo, el betacaroteno que es un carotenoide de color oscuro que se encuentra en alimentos vegetales como la zanahoria, la calabaza, el kale, la acelga, la espinaca, la batata, el melón, el pimentón, el brócoli y los albaricoques.

Si les hablo de hoy es porque según Chow et al. (2014), la deficiencia de vitamina A perjudica la cicatrización de sus heridas. En realidad, estos micronutrientes tienen múltiples efectos positivos en la cicatrización de heridas y es por esta razón que se recomienda incluirlo en su dieta, incluso en estados no deficientes. Los autores comparten que la vitamina A aumenta la reticulación del colágeno, la resistencia a la rotura de heridas, aumenta y acelera nuestra respuesta inflamatoria aumentando la cantidad de glóbulos blancas en el área herida. Así que su consumo favorece nuestra recuperación.

¿Cómo incluirlo en su dieta?  ¡Fácil! Muchos ingredientes que les recomendé en los puntos anteriores los contienen. Así que mi recomendación seria asegurarlos que los incluyan en su dieta. Les invito de igual manera a referirse a la explicación y los ejemplos que les deje al principio de este parágrafo.

Aplicar aloe vera sobre la herida.

IMG_20190402_070835_556.jpgConsumir aloe vera es una excelente manera de disponer de una gran cantidad de micronutrientes incluyendo vitaminas, minerales, sacáridos, aminoácidos, antraquinonas, enzimas, lignina, saponinas y ácidos salicílicos. Aunque faltan muchos estudios y evidencias para comprobar su eficiencia, quise incluirlo en mi dieta y aplicarlo también de manera tópica para sanar mi herida. Varios estudios como el de Payne en 1970 y el de Schmidt et al. en 1991, recomiendan utilizarlo de manera tópica para recuperar más rápidamente de una cirugía y acelerar la cicatrización postoperatoria de la herida. Pero investigando un poco más, encontré el estudio de Hashemi et al. (2015) que comparte que su propiedad curativa está relacionada con un compuesto que se llama glucomanano, que está enriquecido con polisacáridos como la manosa. Esta preciosa sustancia activa la proliferación de las células responsables por la señalización y reconstrucción de nuestro tejido conjuntamente con mejorar la producción y la secreción de colágeno. Según la investigación, el mucílago del aloe vera no solo aumenta la cantidad de colágeno en el sitio de la herida, sino facilita su transmisión con la herida para acelerar su recuperación. 

Finalmente, los autores subrayan que el mucílago de aloe vera incluye también algunos compuestos como la vitamina E y la vitamina C y algunos de los aminoácidos, que pueden desempeñar un papel importante en la aceleración de cicatrización. Por otra parte, varios estudios comparten que incluirlo en su dieta puede ayudar el tratamiento de una amplia gama de condiciones, como alopecia, enfermedad de Alzheimer, insuficiencia cardíaca, depresión, glaucoma, hemorroides, hepatitis, esclerosis múltiple y venas varicosas.  Finalmente, a pesar de la falta de evidencias, lo que me llamó la atención es que consumir aloe vera parece beneficiar su tracto gastrointestinal previniendo y/o sanando úlceras y la enfermedad inflamatoria intestinal. Los cuales son asociados a nuestros malos hábitos alimenticios.  Así que el consumo de Aloe Vera será un Go Go para mí.

Promover una buena noche de sueño.

1080 2.jpg
Finalmente, para cerrar el articulo me gustaría invitarlos a respetar ese proceso que tanto tenemos por costumbre de descuidar. El sueño puede ser considerado como un proceso completamente anabólico donde ocurren numerosas activaciones celulares que favorecen nuestra recuperación y crecimiento. Como se las compartí en el artículo anterior, durante la noche, nuestro cuerpo secreta grandes cantidades de hormonas de crecimiento que nos permiten recuperar del estrés que experimentamos durante el día.

Este proceso llega a ser extremadamente útil para nuestra recuperación ya que sin ello no seriamos capaces de crecer ni adaptarnos a estas situaciones. Es por esa razón que estudios como los de Kjølhede et al. (2012), Su X y Wang D (2017), De Souza Machado et al. (2017), Vij et al. (2018) y Madsen et al. (2016), recomiendan favorecer el sueño durante la noche que sigue la cirugía. En este caso, su capacidad de dormir dependería de la gravedad de su intervención y me es muy complicado recomendarles algo si se encuentran todavía en la clínica. Sin embargo, algunos de los estudios que les compartí, recomiendan suplementar con melatonina para promover su sueño.

Por otra parte, si como yo, salen temprano de la cirugía y disponen de la suerte de estar en su casa, les invito a tomar estas buenas prácticas en aprendí en el libro Sleep Smarter de Shawn Stevenson con el fin de promover su sueño:

  • Exponerse al sol entre las 6 am y 8.30 am para estar en sinergia con el ritmo circadiano y favorecer la secreción de serotonina. En su libro Sleep Smarter, Shawn Stevenson comparte que este precioso neurotransmisor favorece la creación de melatonina (hormona del sueño) y por lo tanto su sueño. Eso es debido al hecho que su cuerpo convierte la serotonina producida durante el día en melatonina por la noche.
  • Cuidar su microbiota e intestinos que tiene una relación directa con la producción de melatonina por la noche. Eso es debido al hecho que su intestino tiene 400 veces más melatonina que su cerebro.
  • Consumir suficiente vitamina C, potasio y magnesio que son asociados con una mejor calidad de sueño.
  • Limitar su consumo de cafeína 8 horas antes de su sueño ya que la cafeína se queda presente en nuestro cuerpo durante más de 12 horas.
  • Evitar la exposición a la luz azul (pantallas) antes de acostarse para reducir la secreción de cortisol. En realidad, su cuerpo no hace la diferencia entre una luz natural o la de su computadora o televisor. ¿Por qué es un problema? Por la simple razón que su cuerpo resultará liberando más cortisol (hormona del estrés) la cual reduce la producción de melatonina durante la noche y aumenta nuestra atención.
  • Reducir el consumo de azúcar por la noche. De misma manera que la cafeína, consumir altas cantidades de azúcar por la noche puede proporcionarles suficiente energía para despertarlo y activar su cuerpo. Una muy mala idea si necesita descansar.

¡Y es todo para hoy! Espero que el articulo les ayudara a tender la importancia de cuidarse después de una cirugía y asegurar que su cuerpo tenga la capacidad de contrarrestar ese momento difícil. Recuerdan que limitar su actividad física y más que necesario y que toda su energía debería enfocarse en sanar su herida. Así que si siguieran las recomendaciones de hoy les invito a estar quietos, ser pacientes y dejar que su cuerpo haga el trabajo.  Muy pronto, podrán volver a entrenar 😊

Un saludo, Vin.

 

Categories: Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s